mardi, juillet 10, 2007

Bacalar.


Desde la parte alta del Fuerte
Originally uploaded by sonny_taz.




El sábado tuve la oportunidad de conocer un lugar que me dejó maravillada...

Al norte de Chetumal, a unos 25-30 minutos de camino, se encuentra la laguna de Bacalar. La laguna de los 7 colores...

No tengo palabras para describir este lugar, lo que mis ojos vieron no hay cámara que pueda captar lo que te hace sentir el ver cómo el agua cambia de color al reflejo del sol.

Científicamente tendrá una explicación el fenómeno natural, jugando en este proceso la arena un papel muy importante.

En Bacalar se conectan cuatro cenotes, la laguna es completamente de agua dulce debido a que estos la alimentan.

El paseo en lancha pasa sobre uno de ellos, hay lirios flotando alrededor, sin despegar la vista del agua, se puede ver gustosamente el cambio de color en el agua, debido a los 90m. de profundidad del cenote.

Pero es magnífica la vista desde el Fuerte, construído para proteger a la población de los Piratas. La entrada al fuerte cierra a las 20:00, no dudo que debe ser todo un espectáculo ver el atardecer desde ahí.

El clima es caluroso, pero fresco, el sol no quema, puedes entrar a nadar a la laguna, el uso de una palapa cuesta $20.

Desde Chetumal salen taxis que llegan hasta la laguna, el regreso es igual. Pero no debes dejar el lugar sin visitar el Fuerte, sin pasar por la plaza principal y ver su kiosko pintado en color mamey, el cuál resalta el verde de los arbustos y el jardín muy bien cuidado.

Es recomendable el paseo en lancha en la laguna, hay una zona en la que el agua solamente tiene 20cms de profundidad, así que si tienen fobias cómo yo, pueden mojar los pies sin problemas.

El agua tiene mucho azufre, yo llevaba los pies hinchados, no me metí porque preferí disfrutar y que la imaginación volara.

Porque ese lugar es tan mágico que regresé enamorada, afortunadamente no de una persona, sino de la vida, de mis gustos, bueno, de muchas cosas que nombrarlos quitaría esencia a este post.

Sé que regresaré a Bacalar y que esta fue la primera llamada para la Riviera Maya.

Quiero ver un amanecer y un atardecer en la laguna, meter los pies al agua, vencer los miedos, subirme de nuevo a la lancha y al pasar por el cenote, sentir que así cómo el agua nace y se dispersa, así nazco de nuevo y me disperso por la vida.

Bacalar es una de las maravillas que Dios nos regala, que la madre Naturaleza resguarda y que el hombre simplemente debe admirar y cuidar, porque de la tierra venimos y en eso nos convertimos.

Simplemente una palabra para describir a la laguna de Bacalar: paraíso.


¿Fotos?

¡¡¡Claro!!! las pueden ver aquí

2 commentaires:

ChilliCoder a dit…

hola Sonny, que gusto que te la hayas pasado super, que en este post se entremezcle la felicidad y la esperanza muy al contrario de varios anteriores.
Como dices, el sureste es el paraíso y pensar que está a algunas horas de viaje del cielo gris de una ciudad gris.

sonny_taz a dit…

Chillicoder:

Agradezco tu comentario, tal vez las entradas anteriores a este no fueron más que expresiones de cómo me sentí por diversas cuestiones personales.

Después de haber visto la laguna de Bacalar... en fin... me dí el derecho de reservar mi opinión en otro post :P

Pero...

En efecto, el cielo del D.F no es el más limpio del mundo, pero en algo no estoy de acuerdo contigo.

El D.F es la _Ciudad de los Palacios_ para nada una ciudad gris cómo lo dices.

Pero... gracias a tu comentario me diste una gran idea para un post :p ajajjajaja

:D

Búsqueda personalizada