samedi, décembre 20, 2014

¿Y la moral?

=)

Hoy fui al Centro Histórico, mientras caminaba por la Av. Juárez vi que una mujer pateaba a un joven que estaba tirado el en suelo.

Me acerqué y el chico estaba golpeado, la Señora hacía eso para ver si estaba en condiciones de levantarse; ¡vaya forma!

Había unos policías cerca, caminé hacia ellos y les pregunté qué podían hacer ellos para auxiliar al joven; me respondieron que por "código y protocolo"  no podían hacer nada porque la persona en el suelo estaba en estado etílico.

Regresé al lugar dónde estaba el joven tirado y después se aparecieron dos jóvenes, uno en silla de ruedas y el otro empujándolo, a pedir dinero a los que estábamos ahí, no me percaté si le dieron o no dinero; pero ambos se acercaron al joven que estaba en el suelo y la persona en silla de ruedas tomó la mochila del joven para robársela; aún sigo con la duda si logro abrirla y sacarle algo.

Los polícias seguían a unos 15 mts de distancia y cuando vi que le estaban robando su mochila, le empecé a gritar al que según estaba discapacitado de las piernas, le tomó algunos segundos dejar la mochila, por eso mi duda si lograría sacarle algo.

Como empecé a gritarle, dejó la mochila; los polícias me escuchaban porque gente que pasaba se acercó al oir mis gritos, pero ellos jamás se acercaron.

La otra persona que iba empujando al de la silla se lo llevó, los policías no hicieron NADA.

Me percaté que había cerca una alarma del GDF, la toqué y reporté el hecho, la persona que me atendió me dijo que el joven tirado en el suelo se negaba a que lo atendieran, porque se portaba de manera violenta; sin embargo en el tiempo que estuve ahí se le acercaron varias personas y a ninguna agredió.

Cuando le mencioné a la persona que me había respondido que lo habían intentado robar, me dijo que el acto no había procedido porque estaba la policía cerca, lo cual me indigno y molestó mucho; la policía NO HABÍA HECHO NADA y al describirme a la persona, ¿cómo sabía él quién intentó robarle si nunca se lo mencioné?!!

Sentí tanto coraje que le respondí, que eso no era cierto que la persona en silla de ruedas había dejado esa mochila porque yo le había gritado, no porque la policía hubiera movido un dedo.

Después de que le hice el comentario, pasaron 10 segundos y ya tenía atrás de mi, a un civil tomandome una foto y a dos policías a mis espaldas.

Al final, sentí que solamente hice un reporte a lo tonto y que estaban dispuestos a no hacer nada.

Me sentí impotente, porque no podía hacer más por el joven o más bien no sé si podía hacer más; lo triste es que gente con peor moral, iba a abusar de su condición.

No se qué me dio más coraje, el aparente discapacitado de las piernas que en silla de ruedas intentó robarle o la actitud de la policía y sus protocolos de acción.

Definitivamente, de moral estamos escasos...

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada