samedi, septembre 14, 2013

Lejos, cerca, lejos


Lo que disfruto cuando platico con mis amigos que ya no viven en este país, es recordar el cómo los conocí.

Traer esos recuerdos a mi mente, ayudan para confirmar el por qué son mis amigos; me alegra mucho darme cuenta que todos comparten una característica comun.

Y eso me entusiasma, porque también recuerdo a la gente que ya no está cerca de mi vida, aquella que se ha ido para no regresar y que definitivamente, no me preocupa que no lo haga.

Entonces, aprecio y valoro más a mis amigos; extraño que ya no habiten aquí, pero en realidad siempre estamos cerca, porque no importa que el tiempo pase, no han perdido su esencia y mucho menos, han dejado de ser ellos para convertirse en lo que simplemente no encajarían.

Agradecida estoy por tenerlos siempre cerca, aunque vivan lejos.

1 commentaire:

Ernestino Buenaperra a dit…

U.u yo no me fuí del país y aún así no me escribes..

Búsqueda personalizada