dimanche, septembre 25, 2011

De fresa

=)

Alguna vez, les ha pasado que no tienen contacto físico con una persona, sin embargo la ven con frecuencia, pero algo extraño les ha impedido saber exactamente cómo se llama, dónde vive, a qué se dedica, si vive solo o acompañado y varios etcéteras más... bueno, pues algo similar me pasa.

Todos los domingos, alrededor de las 13:00 hrs, me encuentro sentada, escuchando atentamente la sesión, haciendo anotaciones y reencontrándome con una parte mía olvidada. Llevo meses con este ritual, sin detallar tanto me hace sentir bien y aunque no lo crean, he cambiado en algunos aspectos. No, en lo uraña y enojada siempre no, ahí todavía no le llegan al precio ;)

En fin, ese no es el punto ni la historia principal.

Retomando el "alrededor de las 13:00 hrs" ... toda la sesión inicia al medio día, pero siempre por una u otra razón no llego a esa hora, siempre se me hace tarde =) así que las escaleras empiezo a subirlas mas o menos como a las 12:35 hrs.

Tengo dos opciones, sentarme en la parte derecha o en la central o en la izquierda, mis conductas extrañas, siempre provocan que me incline por el lado izquierdo, no importa la ocasión o la actividad.

Así que llego al final de la escalera y dirijo mis pasos hacia la parte izquierda del salón, me asignan una silla y mi cerebro se incorpora a la sesión, si es necesario tomo algunas notas, cambio la tinta de las notas cada domingo, así noto sin necesidad de poner fecha en la libreta que son las anotaciones de días diferentes.

En una de esas sesiones, llegó y por casualidad la silla que estaba junto a mí quedaba cerca del pasillo y era la última vacía en esa fila, así que cuando llegó fácilmente pudo sentarse a mi lado.

Vestía pants color azul rey, playera blanca, tenis blancos con una franja gris y una pequeña mochila en color negro que traía cargando por el hombro.

En esa ocasión hicieron una pregunta al aire y el levantó la mano, yo ni siquiera me había dado cuenta si la persona que estaba sentada junto a mí era un hombre, una mujer, un niño, una niña, un anciano o quién, solamente recuerdo que entre ojo sentí que alguien ocupó ese lugar vacío.

Hicieron la pregunta al aire y él levantó la mano, fue entonces cuando me dí cuenta que existía y su único gesto sin emitir sonido alguno fue alzar la mano...

Desde ese día siempre elijo el área izquierda, hago a veces malabares para procurar quedarme al lado de una silla vacía junto al pasillo. No siempre tengo éxito, pero permanecer cerca de la entrada me permite saber en qué momento llega.

A veces está en la fila del frente, dos atrás, una al lado o como hoy a dos asientos a mi derecha...

Deduje un tiempo que antes de llegar hacía ejercicio, por su look "pants dominguero" y por la actitud con la que arribaba al lugar: con un yogurth bebible marca que inicia con D sabor fresa, sí, estos pequeños detalles son los que me espantan.

Pero no, hace poco tomó la iniciativa de cambiar el pants por los jeans y las playeras por camisas de vestir casual.

El armazón de sus lentes es negro como el mío y bueno, sólo espero que no sufra de astigmatismo-miópico =)

Cuando termina la sesión, se levanta rápidamente y entra al baño - imagino causado por el efecto del yogurth ;) a veces, hace una llamada mientras llega a la puerta del sanitario otras cuando sale, regularmente lo primero. Sale y baja las escaleras y entonces pierdo su figura entre tanta gente que intenta llegar a la salida...

Se conserva bien, tiene sonrísa colgate y sus manos lucen limpias =)

No lo he visto con zapatos de vestir, pero casi estoy segura que su estilo son de esos que tienen la punta cuadrada, hoy tanta cercanía me permitía checar entre ojo y ojo que su reloj tiene correa anaranjada y se acomodó las mangas de tal manera que lo refrescaran un poco, la verdad hacía mucho calor en el salón.

Así que para saciarse, sacó de su pequeña mochila negra un Boing sabor fresa, sin chistar quitó el celofán del popote, lo introdujo y empezó a beberlo.

Tal vez su sabor favorito sea el de guayaba, pero aún no he visto yogurth bebible de ese sabor y por eso opte por beber el de fresa =)

Cuando terminó de beber su Boing de fresa, empezó a jugar con el envase, lo doblo minuciosamente en tres partes a lo largo, lo doblaba y desdoblaba, el popote mitad verde, mitad blanco lo sostenía entre sus dedos de la mano izquierda.

Entre la atención que prestaba a la plática y los perfectos dobleces en el envase de cartón de Boing, sus lentes con armazón negro no me dejaron distinguir aún si son color café o negros, aunque presiento que sus pupilas serán oscuras.

Minutos antes de finalizar, se levantaron las dos señoras que estaban entre el Boing de fresa y yo, así que muy peor muy disimuladamente me acerqué un poco mas a él...

Al terminar, se fue rápidamente, hizo el ritual de siempre y al querer bajar antes que él para saber después si caminaba hacia la izquierda o la derecha de la acera, me encontré con él.

No se había metido al baño propiamente, solo hizo que lo haría pero luego salió y entonces me lo encontré cuando yo me acerqué a las escaleras, fueron los dos segundos mas largos de mi vida, no supe qué hacer, me quedé parada completamente inmovilizada, ví sus ojos pero no lo suficiente como para recordar el color de sus pupilas, no tuve mas remedio que moverme, la gente necesitaba pasar y salir.

Bajé las escaleras, en la entrada me encontré con un amigo nos quedamos a charlar unos momentos, entonces él bajó e hizo una llamada. Rompió con el ritual dominical.

Caminó hacia la derecha de la calle, fue entonces cuando perdí su rastro...

El ritual del baño-teléfono se rompió, pero confirmé gracias al Boing de fresa, el por qué siempre llega bebiendo un yogurth Danone todas las tardes de domingo, tal vez sea porque le gusta la guayaba =)

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada