mercredi, janvier 13, 2010

$16

=)

Hoy, mientras vagaba por una plaza comercial, me imaginé tomando un café en el área de fast food, sentada en una mesa cualquiera en un espacio cualquiera.

Abría un libro de Vicente Leñero, el vaso de unicel estaba caliente por lo que apoyada en una servilleta lo tomaba, bebía café a sorbos para no quemarme y daba vuelta a una página.

Veía el reloj que no uso, habían pasado apenas un par de minutos desde que me había sentado, miraba a la puerta de acceso a la plaza, se abrían y cerraban las puertas automáticamente al paso de la gente.

Parejas de la mano, niños con sus padres, mujeres solas, hombres solos, al final simplemente gente.

El reloj apenas había cambiado a más un minuto, el café sigue caliente y el libro apenas ha avanzado un par de páginas más.

Diesciseis pesos había gastado en ese café, servido a una temperatura justa, como si no quisiera enfriarse nunca o al menos, mientras espero.

¿Y qué espero?

Tal vez mi futuro, tal vez mi presente, tal vez una vida o quizás un instante...

La verdad, mientras las letras de Leñero me distren y el calor del café calienta mi cuerpo, espero ver que esa puerta se abra y aparezcas tú...

Y así, cada noche, hasta que el libro llegue a su fin, $16 pesos costará la duda si alguna noche cruzarás ese cristal...

Te espero, la Plaza está muy cerca de tí y de mí.

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada