samedi, septembre 19, 2009

Seis grados

=)

Debo reconocer que soy pro-ecología, que me interesa todo lo relacionado con el medio ambiente y hoy reafirme ese sentimiento.

Como no tenía nada interesante qué hacer, por la tarde ví un programa en el canal de National Geographic, el tema fue el calentamiento global y la verdad me dejó pensando mucho sobre el tema.

Posiblemente sea nada la ayuda el que una sola persona recicle su basura o cuide el agua, pero si de uno en uno se pudiera transmitir esa educación ecológica (así la llamaría) no solamente a los adultos, sino a los niños, seguramente esa suma de uno más otro uno se convertiría en millones.

Y si estos millones cuídaramos el ambiente, no dudo que la Madre Naturaleza nos agradecería favorablemente.

Pues bien, este programa se trató sobre el calentamiento global y cómo este puede afectar al planeta (no a un país o a un contienente, al planeta entero) si la temperatura terrestre llega a aumentar seis grados.

Lo malo, es que prácticamente si nosotros como habitantes (y humanos que a veces presumimos de serlo y nos comportamos peor que los animales) no reaccionamos _hoy_, prácticamente en este momento tal vez en un futuro corto vivamos el arrepentimiento de no haber tomado medidas oportunamente.

Sé que dentro de este tema se mezclan otros como economía, niveles de vida, geografía, etcétera; pero seguramente desde otra perspectiva estos nada más sean simples pretextos para dejarle a unos cuantos la tarea de ver y responder por el resto de los humanos y es ahí dónde creo que la falta de educación -cívica diría que es la principal- juega un papel importante.

Creo que debemos empezar por enseñarle a la gente (al menos a mucha pero mucha que vive en este país) que no te hace más hombre o mejor mujer si le enseñas a tus hijos a tirar basura en la calle, teniendo contenedores frente a tí o si vas por carretera o en auto, no te hace un súper héroe que avientes por la ventanilla las colillas de cigarro o las botellas de lo que vas tomando; ese tipo de cosas que sumadas se convierten en millones deberíamos empezar por evitar hacer.

La verdad, me quedé preocupada por la naturaleza en general; quizás porque he tenido la oporunidad de ver cosas tan maravillosas como unas grutas o una laguna que la bañan diferentes tonos de azul debido al tipo de arena que resguarda sigilosamente o quizás, solamente sea que desde pequeña he vivido rodeada de árboles y siempre que salgo de mi casa hay uno que ha crecido junto conmigo.

No lo sé, pero prefiero ser de esos pocos que se preocupan hoy por el ambiente del mañana.

1 commentaire:

B B H a dit…

Preocuparse no basta. Es como preocuparse por la perdida de los valores culturales y las costumbres nacionales, pero preferir los productos de las franquicias extranjeras a los nacionales. Es como preocuparse por la falta de desarrollo tecnológico nacional, o por la falta de una verdadera industria mexicana de software, pero continuar utilizando software y servicios privativos porque están de moda. Preocuparse no basta.

Búsqueda personalizada