dimanche, novembre 16, 2008

Viaje express a Saltillo

=)

Como parte del mini paseo de día de puente =) hoy anduve en Saltillo, en el centro para ser precisa. Quería conocer el museo del Desierto, pero me fue imposible llegar, bueno no tanto llegar, sino que para entrar al museo hay que subir como tres niveles de escaleras, las cuales son bastante largas y sinceramente no las hubiese aguantado ni subir ni bajar.

Pero bueno, anduve por el museo de las aves, muy padre. Me gustó ver las diferentes especies que existen en nuestro país, representadas en un solo lugar. Aunque sea de manera artificial, porque las epecies están disecadas, es impresionante ver la manera en que distribuyeron el museo.

El ecosistema que más me gustó fue la Selva alta y las aves de noche, no puedo imaginarme ver una especie de esas con vida.

En el patio del museo, hay aves digamos que con discapacidades para estar libres, entonces ahí las cuidan y las enseñan a sobrevivir. Como tenía que regresar el mismo día a Monterrey, mi estancia fue breve.

Intenté abordar el tranvía que te pasea desde el centro, hasta el mirado, pasando por el museo del Desierto, la Alameda hasta llegar de nuevo al punto de partida. Es un recorrido más o menos de 70 - 80 minutos aproximadamente.

En el módulo de informes que está frente a la Catedral de Saltillo, me dijeron que el tranvía hacia una parada en un edificio que estaba a media cuadra, frente a la Casa Purcell, cosa que no sucedió. En efecto el tranvía se detiene para explicar la historia de esa casa, pero no para abordar gente.

No lo tomé en cuenta y mejor me dirigí al museo de las aves, mientras llegaba la hora de que pasara el otro tranvía, en ese mismo módulo de informes me dijeron que para llegar al museo caminara en cierta dirección. Dato también erróneo, porque el museo se encontraba en otra calle y no por dónde me habían explicado.

Al salir del museo y regresar al punto del tranvía, resulta que los boletos los vendían en el módulo de informes en el cual me habían dado toda la información mal, así que regresé al módulo y me dijeron que no había boletos para el tranvía.

Entonces ahí sí me enojé =) y les dije que por favor dejaran de dar información si no están capacitados para eso. Una de las chicas les dijo a sus compañeros que yo estaba ahí desde temprano y que no podía creer que no me hayan explicado lo del tranvía.

Fue cuando me mencionaron que hay dos tranvías, uno admnistrado por la Secretaría de Turismo y otro por grupo Senda (quienes me dieron mal los datos) y que el primero es el tranvía que va haciendo paradas por cada lugar que pasa y el segundo es un solo viaje sin dejar bajar a la gente.

Entonces me vendieron un boleto, eso sí aclarándome y embarrándome en la cara que me lo hacían como un favor, entonces le dije que si me iban a dejar subir o necesitaba pedir permiso a otra persona o comprar algo extra para que se me permitiera la entrada.

Pagué con un billete grande la cantidad de $30 pero eso fue más para molestar que por otra cosa.

El paseo estuvo pues digamos que estuvo jejeje, lo que más me gustó fue el mirador. Cuando llegamos al museo del desierto preguntaron si alguien se quería bajar, pero al ver tal cantidad de escaleras, prefería abstenerme y dejarlo para otra ocasión.

Saltillo lo encontré con clima frío, afortunadamente porque no creo que hubiera podido aguantar el calor y en Monterrey, también el espíritu y clima decembrino se están haciendo presentes.

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada