dimanche, juillet 13, 2008

Ayer / Hoy

=)

La lección ha sido difícil, aunque todavía estoy aprendiendo el camino a la palabra mágica aun es largo.

Solía hacer hasta lo imposible por comprar un boleto en preventa, ahora lo dejo a la suerte, a ver si alcanzo cuando todo mundo los pueda adquirir. Consulto si hay zonas especiales para discapacitados y cuáles son las condiciones de compra.

No, todavía no adquiero un boleto de esa categoría porque mi pretexto es: "para qué lo compro si no tendré tiempo de ir...", la realidad es otra...

Siento miedo de mezclarme entre la gente, de saber que no tengo fuerza suficiente para enfrentarme a un escenario como el Foro Sol o El Palacio de los Deportes.

Aun recuerdo que pasé dos días llorando por mi falta al concierto de Café Tacvba, con boleto en mano no podía ir porque aun cargaba las muletas y no podía subir las escaleras para llegar a las gradas metálicas que colocan en la sección B del escenario.

Que no puedo regresarme a mi casa sola y correr para alcanzar los transbordos en el metro, tampoco soy capaz (por el momento) de subirme a un pecero o camión e irme parada.

Después de sentirme tan libre y autosuficiente, hoy dependo de una persona para que al menos me acompañe a la tienda de autoservicios, porque todavía no puedo cargar más que mi propio peso.

Me falta fuerza en la pierna, es el proceso más largo y lento de toda la recuperación. Desde hace un mes estoy trabajando en ello, y no veré el resultado hasta dentro de un par más. Esto es debido a la falta de tiempo para hacer las horas necesarias de terapia, no solamente en casa sino asistida.

Aunque mi accidente no fue de gravedad extrema, para mí ha sido difícil cambiar completamente de hábitos. Por las noches duermo y en las mañanas despierto cansada, el clima frío me pega primeo en la pierna y luego en el resto del cuerpo. Jamás creí que mi mejor compañía llegaría a ser un bastón y que con él me siento protegida.

Tampoco pensé que me volvería usuaria frecuente de los taxistas, mucho menos que invertiría más de $2,000 por usarlos 2 veces al día, 5 veces a la semana durante poco más de un mes.

No sabía que el hielo fuera tan curativo y que 2 kilos de frijol serían una buena herramienta para quitarme la extensión que se me había formado en la pierna.

Ayer fue divertido, pero hoy es diferente. Todavía hay muchos miedos que vencer y uno de esos es enfrentarme a masas de gente...

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada