mardi, mars 11, 2008

De nostalgia y nada.

=)

El día pasó mejor de lo que esperaba. La noche ha sido larga y un poco llena de nostalgia.

No he podido librarme de la tensión justo detrás de la rodilla, me cuesta trabajo doblar la pierna hasta 120 grados o más. El dolor ya no es tan dramático como la semana pasada, pero si noto la ausencia de trabajo de terapia al tener que regrear a las labores.

Ocuparé mi mente para concentrarme en otras cosas, en el fondo es un poco de temor; hoy me siento mutilada sino tengo una muleta al lado, las voy a extrañar.

Todo esto ha sido una gran experiencia para mí, he confirmado mis gustos, la amistad con mis amigos y las cosas que no tolero. Dentro de lo que me agrada, me entristece dejar de hacer y me preocupa no volver a hacer.

Hoy comencé a salir a la calle, todo es diferente, el asfalto me resulta peligroso; aunque me transporto en taxi y no toco la acera más que para abordarlo y bajarme de él, la calle la percibo desconocida, veo a la gente con miedo porque seamos sinceros, no estamos educados para convivir con gente discapacitada.

Como ejemplo de eso, por la mañana mientras caminaba el tramo para entrar al edificio de la oficina, en la esquina hay un puesto de tamales y el espacio entre el puesto y otro fijo en el que venden tacos es muy estrecho, había una persona comprando tamales y le pedí permiso para pasar.

El señor estaba mucho más cansado que yo porque ni siquiera se movió, tuve que subir el tono de voz para que se moviera dos milímetros. Sí, pinche gente y me acuerdo y el estómago se me revuelve porque todavía el muy imbécil vió que no podía caminar bien.

Desgraciadamente, así está educada la gente.

Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada