jeudi, juillet 12, 2007

Del verbo aferrar.


(De a-1 y ferro).



tr. Agarrar o asir fuertemente.
prnl. Insistir con tenacidad en algún dictamen u opinión, empeñarse en algo.


Si todo esto que me pasó es puro y simple sentimiento que me aferrará al recuerdo de unas manos, de una piel, de una aroma y de un corazón latiendo...

Entonces prefiero no sentir más y renunciar a él.

La pregunta fué:

¿Te sacaste mucho de onda cuándo viste que nada más me la pasé con la zarampahuila oficial. Verdad?

Me pregunto a mi misma, ¿qué clase de gente hace ese tipo de preguntas?

¿Por qué me lo preguntó?

Estoy preocupada...

El subconciente me traiciona y mis ojos aún hablan de más, pero no puedo cerrarlos, al menos no cuándo después de muchos años volví a verle.

Pero en esta ocasión la mente dominó evitando que le diera esta respuesta:

"No, no me saqué de onda, simplemente fueron las inmensas ganas de abrazarte y detener el tiempo al platicar contigo,  verme reflejada en tus púpilas lejanas y sentirte tan lejos y tan cerca. No fué más que una reacción al callarme: yo también te sigo recordando, fué un silencio a decir  te extraño y un reproche a la falta de madurez por alguno de los dos para no tenernos cómo amigos.

Y si a todo esto le llamas sacar de onda, sí, entonces si me saqué mucho de onda..."


Un día me sentí  cómo bola de estambre, pero cómo bien hice la predicción, dejaré de serlo cuándo él vuelva a ser él... y así pasó.


Aucun commentaire:

Búsqueda personalizada