lundi, avril 09, 2007

El científico IX.

=)

Las juntas del día la habían absorbido, así que no había tenido tiempo de revisar si la respuesta había llegado, esperaría hasta llegar a casa, no quería sentir la necesidad de encerrarse en la oficina para llorar la presencia de una ausencia.

El científico mientras tanto, ocupaba el tiempo en los proyectos de sus tesistas, el miércoles era el día más fructífero según su definición, estaba más de 10 horas en la Universidad, aunque en casa continuara con el trabajo.

La noche llegó, ella revisó su correo electrónico, no había respuesta.

Al día siguiente, salió más temprano de lo acostumbrado, hizo una escala en la Universidad, buscó el departamento de Ciencias, entró al edificio y buscó las oficinas de administración escolar.

- Disculpe, ¿aquí puedo dejar unos papeles para uno de los profesores? Preguntó a la secretaria en turno.
- Sí, déjeme lo que guste, yo le entrego en mano propia los documentos externos a todos los profesores.

- O.k.

Dejó un sobre amarillo, el remitente era su amigo el científico. Agradeció la atención a la secretaria y salió rápidamente de las oficinas, no quería encontrarlo en el camino.

Subió a su coche y se alejó del campus lo más rápido que pudo...

Una hora después el científico llegó a la administración escolar, firmó el registro de asistencia y la secretaria se acercó a él para entregarle el sobre.

- Es para usted profesor.
- ¿Para mí?

- Sí, vinieron a dejarlo hace una hora, una señorita que por cierto no me dejó sus datos.

- Gracias, respondió.

Tomó el sobre, lo guardó en su carpeta y se dirigió a clase. - Lo leeré en la tarde.

Ella no hacía más que preguntarse si él leería el contenido del sobre, estaba nerviosa y sabía que después de eso no habría nada más que la satisfacción de haber dicho lo que sentía, pero todo iba a terminar, el amor que ella sentía por el científico no le permitía ser su amiga, ya no podía verlo como tal.

La carta estaba echada.

El descanso entre las clases matutinas y las diurnas había llegado, el científico se dirigió a su cubículo, una taza de café se entrometió en el camino al área administrativa, sacó sus llaves, abrió la puerta y entró en la oficina.

Despejó sus manos, conectó el ventilador y abrió las ventanas para ver con un poco de luz natural.

Tomó el sobre, solamente decía su nombre, no había remitente. Lo abrió y sacó de él una carta, una hoja de tonalidad pastel, perfectamente bien doblada y escrita con tipografía manuscrita, le llamó la atención ese detalle, ese pedazo de papel le hizo ver que una mujer la había escrito. Sintió una gran femeneidad en una simple carta.

Se sentó viendo hacía el patio y comenzó a leer:

"Querido Juan:

Lamento haber abordado esa nube. Exageré y me fuí hasta el cielo con todo y zapatos.

Pero la nube pasó por una alta montaña y decidí bajarme ... "



No podía creer lo que leía, su amiga le expresaba abiertamente sus sentimientos.

Su cuerpo sentía una especie de cosquilleo producto de los nervios, un momento de confusión se vivió dentro del cubículo, sus piernas temblaban, aún sentado en la silla sentía el movimiento en sus extremidades.


- ¿Qué hago?
, se preguntaba.

Al querer tomar la taza de café derramó todo el líquido, ¡diantres!. Pidió una jerga para limpiar...

- No puede ser...

Su mente no dejaba de cuestionarse, su amiga, a quién le había contado tantas cosas acerca de sus sentimientos con el pasado, lo que había vuelto a sentir por el pasado, la esperanza que tenía de volver presente el pasado, su amiga, aquella quién atenta siempre escuchaba todos sus actos, la amiga que siempre mostraba gran interés por su vida.

Aquella amiga se había enamorado de él...


De la serie:

El científico I.
El científico II.
El científico III.
El científico IV.
El científico V.
El científico VI.
El científico VII.
El científico VIII.

3 commentaires:

HD a dit…

Me confieso: estoy enganchado con la serie del Científico. No puedo esperar al siguiente episodio.

Lilián a dit…

Te vas a burlar, pero yo estoy convencida de que Luís Miguel tiene musicalizada mi vida, jejeje (Hasta a mi me dio risa)

Creo que al menos en 3 ocasiones he estado de algún modo en el mismo sitio que tu protagonista. Una de esas veces en que fui “Amiga” el pasado no era pasado, sino más bien un presente del que yo desconocía su existencia… bueno eso no viene al caso, el punto es que cuando me enteré, te juro que escuché en mi cabeza la voz de Luís Miguel cantando su cover de All by myself, de Erick Carmen. La letra no tiene nada que ver con el original, pero me quedaba exacta, checa:

Siempre te vi, como una amiga nada más
a quien llamar con quien salir, y conversar

No sospeché, que dentro de tu corazón
iba creciendo sin querer, un gran amor

Perdóname si te hice mal, no imaginé la verdad
Perdóname por ese amor, que nunca fue de los dos

Nunca pensé, que aquella niña de cristal
sintiera con la intensidad de una mujer


Leerte hoy me hizo revivir ese momento.

sonny_taz a dit…

HD: jejeje, gracias por el comentario :)

Te informo que el próximo capítulo es el final :)

¡No te lo pierdas!

****

Lilián: No tengo por qué burlarme de tí, mucho menos de lo que te ha pasado o de tus gustos.

Y bueno, solamente espero no tocar fibras sensibles de tu vida con mis historias, por lo demás, todo lo que se refiere a tu persona es bienvenido en este espacio.

Un abrazo.

Búsqueda personalizada