lundi, janvier 15, 2007

Teve/UNAM. (TVU)

=)

Gracias a la magia de la televisión de paga, llamemósla Sky ;)

En el canal 255 de esta "cadena" televisiva, podemos ver la señal de TV-UNAM.

Orgullosamente mexicano, orgullosamente cultural, orgullosamente UNAM.

Hay excelentes programas.

Por ejemplo, los viernes transmiten conciertos que se dieron en alguna ocasión en el Centro Cultural al aire libre o por las tardes pasan la narración de La visión de los vencidos en voz de su propio autor: León Portilla.

Los domingos por la noche, ver Los imprescindibles, historias de personas destacadas en diferentes artes.

Un canal que bien vale la pena ver en la Televisión.


*** Escuchando - Pigeons and crumbs - Natalie Imbruglia ***
*** 6 estrellas al status felicidad =( ***

1 commentaire:

Juan Sebastián Elcano a dit…

Hola, Sonny:

¿Sabes? Pensaba, ya que vas a venir, que sería chido que leyeras "Estas ruinas que ves" y que, una vez acá, te dieras una vueltecita por el Jardín Antillón para llevarle una florcita al gordo (gordo gruñón); nomás por no dejar y nomás porque se trata del gordo.

Bueno, esa es una pequeña sugerencia.

Y si quieres escuchar a la OSUG, creo que no se va a poder: andan de gira por China.


Bien, no te olvides de buscar al Padre Mangas y de saludar a don Pepe, el organillero (fíjate en su cacahuatito, en sus bigotes: parece maraquero de trio. Y si le ayudas a recolectar el dinero, al final te dará veinte pesotes, que te alcanzarán para un strudel de manzana en el Truco 7).

Podrás platicar con Felipe Podrido (debrayar, mejor dicho); seguir el rastro del Kalimán (las inscripciones con gis que encuentres por los muros de la ciudad, son de su autoría: un auténtico filósofo, verás).

Tantas cosas.


Afuera del Iconográfico hay un árbol hermosísimo y más adelante la efigie de Jorge Negrete (el mismísimo, nacido en El Ropero). Pero antes, y si es de noche, Los lobos (mejor conocido como los drogos). A un lado, La dama de las camelias.


Y más allá, bajo el Jardín Unión, en la entrada del túnel ("en todo caso, había un sólo túnel, oscuro y solitario..."), el nombre de La Muchacha de la Cola de Caballo, en el muro, con tinta indeleble.


Bah! Sefiní.

Búsqueda personalizada